Invertir en Arte Contemporaneo: Una Gran Decisión

por | May 8, 2020 | Consejos | 0 Comentarios

Tener un cuadro o una escultura original en casa no es solo una opción estética: el arte contemporáneo sirve para que las personas que contemplan las piezas se interroguen, reflexionen, duden… El arte, cuando es de calidad, es una herramienta para el pensamiento, para el disfrute de los sentidos y para vivir rodeados de belleza.

Pero además hay una cosa más que hace que invertir en arte sea una excelente decisión en estos momentos: es una de las opciones más viables para revalorizar capital económico.

Uno de los beneficios de comprar arte contemporáneo es que las piezas que se adquieren no solo no bajan de precio con el paso del tiempo, sino que lo único que pueden hacer es incrementar su valor. Es por ello por lo que muchas personas compran cuadros o esculturas con el objetivo de disfrutar durante algún tiempo de la compañía de las obras de arte y, en un tiempo futuro, vender esas obras para obtener un beneficio económico mucho mayor.

El precio del arte contemporáneo no contempla crisis

La mayoría de galeristas y artistas contemporáneos reconoce que es muy difícil que haya movimientos a la baja en el precio de una obra de arte. En un periodo de crisis económica se pueden reducir las ventas, pero las piezas que un coleccionista conserva en su casa o galería no se deprecian, sino que conservan su valor y este además va creciendo poco a poco.

Esto hace que la opción de comprar arte con el objetivo de enriquecer un patrimonio sea una de las opciones más seguras en el siglo XXI. Ningún otro tipo de inversión -acciones, inmuebles, vehículos…- puede asegurar al propietario este incremento constante en el valor de sus posesiones.

¿Por qué obra contemporánea?

A la hora de comprar obras de arte, lo habitual es decantarse por piezas contemporáneas. Esto, principalmente, es porque un comprador medio no puede hacerse con un lienzo de Rembrant o de Goya, ya que estos tienen precios que solo están al alcance de grandes fundaciones, organismos públicos o museos.

Pero el precio de la obra no es lo único que invita a los coleccionistas a decantarse por obra contemporánea. Lo positivo de interesarse por algún artista contemporáneo es que se trata de creadores que están inmersos en el mismo mundo que los coleccionistas, que comparten lenguaje, referencias, preocupaciones…

Las obras que los artistas están produciendo hoy interpelan directamente al coleccionista de arte o a la persona que contempla las obras. Es fácil comprobarlo en ferias de arte contemporáneo como ARCO Madrid, donde los cuadros y las esculturas abordan temáticas que preocupan o interesan al público que acude a las salas de exposiciones y que más fácilmente conectan con su sensibilidad y puede llegar a emocionarles.

Encontrar las mejores firmas

¿Cómo dar con artistas interesantes y que tengan una obra llena de valor e interés artístico? Una pista importante es valorar los currículos de estos creadores. Comprobar si cuentan con una carrera larga, exposiciones relevantes y una buena crítica por parte de los expertos puede ofrecer a los compradores las herramientas necesarias para decidirse por una u otra firma.

Un buen ejemplo es el caso de S. Morillo, pintor y escultor ciudadrealeño que lleva exponiendo ininterrumpidamente desde 1985. Haber mostrado su obra en distintas ciudades de España y otros países como Portugal, Francia o Alemania es muestra más que suficiente de que su pintura, que sigue la estela de la vanguardia dadaísta y en la utiliza un lenguaje personal de equilibrio perfecto entre figuración y abstracción; y su escultura, donde juega con los motivos geométricos y explora los límites del volumen, son un regalo que cualquier persona interesada por el arte debería hacerse.

El arte es vida y es futuro, sobre todo si se trata de obra de artistas contemporáneos tan interesantes y reconocidos como S. Morillo. Tener una de sus obras expuesta en casa es, sin duda, una experiencia que enriquece la vida de sus propietarios.

J.L. Buergo – Crítico de Arte

Dtor. Crítico de Arte Pedro Antonio Salido Morillo. Nace en Pedro Muñoz (Ciudad Real), el año 1.947. Pintor y escultor, que bajo la firma o nombre artístico reducido a sus apellidos, S.Morillo, inicia los primeros estudios pictóricos en su localidad natal,...

Juan J. Vegas Molina

PEDRO S. MORILLO Aunque tenga la impresión de haberlo conocido siempre, conocí a Pedro hace algunos años, no muchos, pero es sabido que no suele coincidir el tiempo del reloj con los senderos del tiempo por los que transita nuestra alma. Algunas noches de...